Señales de abuso en hogares de ancianos

photo of a woman holding hands with an old lady showing careSe supone que los hogares de ancianos son lugares donde los residentes pueden vivir en paz y seguridad, atendidos por enfermeras y cuidadores que simpatizan y se preocupan por su bienestar. Pero con demasiada frecuencia en estos días, los hogares de ancianos están plagados de problemas, como los residentes que sufren abuso físico y mental.

Los números no mienten y son reveladores.

Según un estudio del Centro de Abuso de Hogares de Ancianos, más de tres millones de estadounidenses viven en centros de enfermería. Y un estudio reciente de 2,000 hogares de ancianos encontró que la tasa de abuso era del 44 por ciento y la tasa de negligencia era del 95 por ciento.

¿Qué es la negligencia?

La negligencia no es simplemente el acto de ignorar las necesidades de alguien, sino que se divide en varias categorías:

  •  Negligencia emocional: los cuidadores no brindan servicios básicos a los residentes de hogares de ancianos, como la conversación básica.
  • Negligencia médica: los médicos no brindan a los residentes su medicación diaria o no atienden las necesidades médicas de un residente, como atender las quejas sobre las úlceras de decúbito o las infecciones.
  • Higiene: los cuidadores no ayudan a los residentes con una higiene básica como ducharse, higiene oral, lavar la ropa y bañarse.

La negligencia puede causar una serie de problemas entre los residentes de hogares de ancianos, incluyendo angustia mental, depresión e incluso suicidio.

¿Qué es el abuso?

El hecho de que casi la mitad de todos los residentes de hogares de ancianos en el Centro de Abuso de Hogares de Ancianos dijo que sufrieron abuso es preocupante.

La diferencia entre negligencia y abuso es que el abuso es un acto físico o mental intencional que está diseñado para demostrar poder sobre otra persona. El abuso puede ser físico, verbal o psicológico, pero en muchos casos puede deberse a una capacitación inadecuada que se brinda a los cuidadores en muchos hogares de ancianos en todo el país. Pero es importante comprender los tipos de abuso más comunes en las instalaciones de hogares de ancianos. Según el sitio web de los Servicios de Cuidadores, estas categorías son:

  • Físico: este tipo de abuso puede incluir golpes, moretones, patadas, así como restringir a los residentes contra su voluntad.
  • Verbal: diseñado para ejercer autoridad a través de acciones como gritos, insultos verbales y burlas públicas.
  • Psicológico: esta forma de abuso incluye aislar físicamente a un residente de otros pacientes, ignorar a un residente o convencer a un residente de que a nadie le importan o los ama.

Lo que empeora aún más estas acciones es que se perpetran contra personas que no pueden defenderse o defenderse de manera razonable. Muchos residentes de hogares de ancianos requieren asistencia para realizar las tareas más básicas, lo
que les da a sus cuidadores un poder desmesurado sobre sus vidas. La tragedia es que, con demasiada frecuencia, las enfermeras y auxiliares a quienes se les confía el cuidado y la comodidad de los pacientes de hogares de ancianos violan esa confianza porque entienden la posición relativa de poder que ejercen sobre los que supervisan.

Señales de abuso en hogares de ancianos

Aunque algunos residentes de hogares de ancianos pueden no tener la capacidad de informar a los miembros de la familia o al personal sobre el abuso que sufren, existen algunas señales de advertencia que los seres queridos pueden prestar atención para determinar si se ha producido o no el abuso.
Algunos de los signos más comunes son:

  • Retirada emocional: si nota que su ser querido en un hogar de ancianos se ha vuelto emocionalmente retraído, apático o no comunicativo, esto podría ser una señal de que está ocurriendo algún tipo de abuso.
  • Signos físicos: en algunos casos, es posible que note que su ser querido ha desarrollado úlceras por presión, etc., o presenta moretones en los brazos o las piernas. Esto podría ser una  uerte
    evidencia de que están siendo descuidados y / o maltratados físicamente.
  • Limpieza inaceptable: preste mucha atención al nivel de limpieza en el hogar de ancianos, porque un hogar de ancianos que está sucio y descuidado a menudo es uno en el que los cuidadores no brindan un nivel de cuidado aceptable.

Luchando por tus seres queridos

Si sospecha que su ser querido sufre abuso en un hogar de ancianos, comuníquese con los abogados de Miller Kory Rowe LLP al (602) 737-0342. Tenemos un equipo completo de abogados, investigadores y personal de apoyo que se comprometen a obtener justicia y compensación en su nombre. Llámenos hoy para programar una consulta gratuita.